17 abr. 2012

4to y último año en el Profesorado de Lengua y Literatura

Este post es como los demás, dejo constancia de las compras en la librería y comento algunas vicisitudes de la vida en un profesorado. Las clases son complejas, entretenidas y a veces tediosas... en una semana recorremos parte de "La divina comedia", cuentos japoneses de Mishima y Akutagawa, metáforas en uso cotidiano, un poco de sociolingüística y psicolingüística también... todavía esperamos que empiecen las clases de los viernes: francés y un espacio de definición institucional (que todavía no sé qué contiene).



Me estoy olvidando de la literatura inglesa que "rozamos" desde el romanticismo con un poco de poesía y de algún que otro detalle.

Voy a lo importante: este año está cargado de clásicos de lectura obligatoria. Los que ya tengo en la biblioteca para leer son: La divina comedia (Dante Alighieri), Decamerón (Bocaccio), Los miserables (Victor Hugo).

Los complementarios para estudiar y entretenerse: La Eneida (Virgilio), El proceso (Kafka) y Ana Karenina (León Tolstoi).

¿Fotocopias de algo interesante? Sí, muchos estudios preliminares y la historieta por excelencia: El eternauta.
¿Qué leí en el verano? Esa pregunta me la han hecho... sí, ¡literatura! nada de estudios, teorías u otras yerbas. Los títulos: El beso de la mujer araña, Madame Bovary y no sé si me estaré olvidando de alguno... igualmente la lista de pendientes no para de crecer jamás, por ejemplo: tengo Los siete locos y Los lanzallamas (Roberto Arlt) que me esperan para ser leídos. Paciencia. Todo llega... Si me va bien con estos libros publico el resultado de mis estudios.


No hay comentarios.: