11 sep. 2007

I

INDIGNACIÓN

¿Por qué la mentira enmudece una vez más a todos los honestos?¿Por qué deben padecer el amordazamiento de la injusticia que los pisa hasta aplastarlos?¿Por qué es la hipocresía la que reina, y los valores los que se esfuman en medio del sufrimiento? ¿Jamás cambiarán los roles?

Aquellos que persiguen sueños, que piensan en su futuro, y en el crecimiento digno, ¿no merecen cumplir esas metas realmente?

¿Por qué la sociedad, ve crecer la humillación hasta causar el desastre? ¿Por qué la frase "el fin justifica los medios" cada día se hace más fuerte y es escuchada como eco en los oídos de los decentes?

¿Realmente deben sucumbir ante la traición, ante la falsedad que inunda cada rincón? ¿Hasta cuándo sentirán la indignación, la ira y el fuego de la impotencia que invade? ¿Cuándo experimentarán a la justicia presente? ¿Verán en verdad alguno de sus anhelos cumplidos? ¿Podrán destacarse frente a los tramposos, a los electores del camino fácil? ¿Están envueltos en un mundo con nuevas reglas, donde simplemente no las hay? ¿Serán ellos los errados? ¿Se arrepentirán los trepadores algún día, o seguirán sacando provecho de quienes están "para servirles"?

La sociedad, está dividida, un gran porcentaje son personas innombrables, y otra pequeña porción padece sus actos, son aquella minoría que sigue en pie, en busca de un reconocimiento justo, de alegrías verdaderas, y de limpieza de broncas; esas que trae la injusticia.

La esperanza, y la fe, dentro de un sendero que se construye desde la humildad, son las que se ven como una farsa lejana, una vieja moda. Son las personas dignas las que deben reivindicarlas.

Sofía Prediger

No hay comentarios.: